Estilos de hogares

Nórdico

Las características de este tipo de decoración viene ligado a su lugar de procedencia. Como en estos países del norte carecen de luz solar, tenían que buscar alternativas en sus hogares para hacerlos más luminosos y es por eso que lo que lo diferencia de los demás estilos es lo siguiente.

Características:

  • Los colores blancos, claros, beiges o gris como base.
  • Una composición sencilla e uniforme.
  • Formas y contornos suaves (líneas rectas o curvas sutiles)
  • Elementos relacionados con la naturaleza (muebles de madera)
  • Transmitir paz, sencillez, tranquilidad.
  • Aportar luminosidad al espacio y sensación de amplitud.

Navy o náutico

Para los amantes del mar y la playa, este tipo de decoración podría ser ideal para ellos. Gracias al turismo de mar y a los marineros y en consecuencia con la influencia de los países latinos, con sus casitas en la playa al más puro estilo naval, se fue creando un nuevo estilo que cada vez gusta más. Por su ambientación y estilo, se suele utilizar más en épocas de verano o en viviendas y estancias que estén cerca de la playa, pero aún así, si te gusta tanto esta vertiente de la decoración, deberás conseguir adaptarla a todas las estaciones para que todo se vea más acorde a la época del año.

Características:

  • Estampados de rayas azules y blancas y toques rojos o textiles con colores azulados.
  • Atmósfera de paz y relajación y ambiente de frescor.
  • Mobiliario de madera (tonos claros o blancos..)
  • Accesorios como nudos marineros, conchas, cestas de mimbre, banderines, anclas, estrellas de mar, flotadores y salvavidas.
  • Potenciará la luz natural exterior.
  • Materiales ligeros como lino o algodón.

Clásico renovado o clásico moderno

 

Este estilo es para aquellos que quieran conseguir un toque moderno, pero sin perder la elegancia y la presencia de lo clásico. Aunque parezca que lleva muchos años de recorrido, este tipo de decoración nace debido a una tendencia y un deseo: conservar la esencia de antaño, pero convirtiendo lo clásico en un ambiente más contemporáneo.
Ahora las formas tradicionales gustan y los pisos con techos altos, grandes ventanales y molduras en las paredes están bastante demandados. Pero no nos podemos conformar con el estilo del pasado: queremos algo renovado y, para ello, se debe evolucionar.
Características:

  • Contraste entre paredes claras y mobiliario oscuro.
  • Formas tradicionales y mobiliario con líneas sencillas.
  • Añadir piezas modernas con diseños más atrevidos o materiales de acabado distinto.
  • Telas lisas o con estampados sutiles.
  • Colores neutros y combinación de piedra y mármol con madera noble.
  • Ambiente cálido y acogedor.

Industrial


¿Alguna vez te habrías imaginado vivir en una fábrica? Pues si te gusta el tipo de decoración industrial, experimentarás una sensación un tanto similar igual que si vivieras en una nave de trabajo.
Este estilo surgió en Nueva York, en los años 50, cuando jóvenes artistas e inmigrantes vivían en fábricas llenas de vigas, hormigón y ladrillos a causa de no poderse pagar el alquiler.
Al ver que era una tendencia rompedora y se podía crear un estilo con mucho carácter, los diseñadores de interiores decidieron apostar por esta clase de ornamentación e implantarlo en las nuevas viviendas.
Características:

  • Vigas, pilares y hormigón, así como tuberías y cañerías al descubierto.
  • Espacios amplios, con techos altos y sin tabicar (tipo loft – todo en un mismo espacio)
  • Grandes ventanales e iluminación que cuelga del techo.
  • Colores como el blanco, negro, gris y marrón.
  • Carácter versátil, neutro y con personalidad.
  • Muebles de estilo industrial o de madera desgastada.

Minimalista

 

Si te consideras una persona ordenada, práctica y sencilla, este estilo puede tener muchas posibilidades de convertirse en el más acertado para ti. Sus orígenes apuntan a la década de los 60, en Estados Unidos, pero no fue hasta los años 70 cuando se empezó a mover esta tendencia.
Al aportar por este estilo convertirás tu hogar en un lugar con elementos imprescindibles, sin excesos, con estancias prácticas y equilibradas y jugando con combinaciones nórdicas o escandinavas.
Características:

  • Colores del suelo y las paredes muy similares o acorde a los colores o tonalidades de los muebles.
  • Superficies lisas: muebles bajos, anchos y lisos.
  • Resalta las líneas arquitectónicas por encima de la decoración.
  • Elegancia: espacios limpios, sin apenas muebles.
  • Materiales como la madera, el cristal y el cemento.
  • Ambiente cómodo y que evoca al bienestar.

Vintage

 

¿Hay alguien de este mundo que no haya escuchado hablar de lo vintage? ¡Seguro que no! En los últimos años, este estilo ha cobrado fuerza y eso se ve reflejado tanto en la moda como en las decoraciones de los hogares, cafeterías y hasta oficinas.
Es un estilo que evoca la década desde los 30 hasta los 80 y es un mix entre lo clásico y lo romántico, con toques de lo más vanguardistas. Es vestir espacios o gente moderna sin dejar del todo las épocas pasadas.
Características:

  • Blanco como color de base mezclado con colores vivos o tonos pastel para el mobiliario y accesorios.
  • Materiales de mimbre, madera y forja.
  • Complementos y accesorios como: teléfono de los años 50, jarrones, cuadros, lamparas de art decó, baúles, relojes antiguos.
  • Presencia de plantas y flores en las estancias de la casa.
  • Telas (alfombras, mantas o fundas) de colores brillantes, frescos o con estampados de flores.
  • Mobiliarios con formas curvas y onduladas.

Bohemio o boho chic

 

Para aquellos que buscan la tranquilidad, el contacto con la naturaleza y aprecian y se fijan en las cosas pequeñas que nos regala la vida, tenemos este estilo para ellos: El Bohemio o boho chic.
Este tipo de decoración o corriente nace de la necesidad de dar un valor, un significado a la vida y de poder estar conectados con la naturaleza, sin pensar en problemas, disfrutando de las cosas simples y sintiéndonos relajados.
Si se buscaran sinónimos se podría hablar de la felicidad, la libertad y el amor por la vida. Un movimiento que se relacionaría con lo hippie chic, lo vintage y lo gipsy.
Características:

  • Estilo con toques aventureros, vanguardistas y espirituales.
  • Decoración sencilla y casual.
  • Materiales naturales como plantas, madera o pieles de animales (sintéticas) en contraste con los metales.
  • Tonos y elementos étnicos y con predominancia árabe.
  • Estampados (alfombras, textiles y tapicería…) con colores vibrantes.
  • Combinaciones de colores variadas (más es más).
×