Pasos para lograr en un hogar perfecto no tan grande.

 

Deshazte del desorden

 

El desorden, además de hacer lucir un espacio poco atractivo, puede hacer que un lugar parezca más pequeño de lo que es en realidad. De hecho, no necesitas que tu hogar esté lleno de objetos innecesarios que ocupen tu preciado espacio.
Revisa en todo tu departamento y mira de qué puedes deshacerte. Te recomendamos que solo guardes lo que sea absolutamente necesario para tener el mayor espacio posible en tus habitaciones y lograr un estilo que se adapte a tu estilo.

 

Organízate

 

La organización hace que tu espacio tenga un aspecto agradable y ordenado. Después de deshacerte del desorden, crea un sistema para organizar todo lo que te queda. Las estanterías, los colgadores y otras herramientas de organización pueden ampliar tu departamento. De esta forma, tendrás todo bien guardado en lugar de ocupar un valioso espacio en el mostrador o en el suelo.

Los muebles multifuncionales serán tu mejor aliado

 

Los muebles de doble función son imprescindibles cuando tienes un espacio reducido en un departamento. Te recomendamos que optes por una cama que disponga de cajones debajo, una mesa de centro con almacenamiento en su interior o una mesa extensible para cuando necesites asientos adicionales. De este modo, podrás aprovechar tu espacio de la mejor manera posible.
Los taburetes y los pufs pueden servir de decoración o de asientos extras cuando recibas varios invitados en casa. Las estanterías siempre son útiles, ya sea como soporte multimedia, como librero o incluso para la ropa. Una cómoda puede ser tu mesita de noche, y una pequeña mesa plegable puede servir como espacio extra para comer o como mesa auxiliar.
También, puedes utilizar baúles que también pueden servir de mesa y de almacén o adquirir una mesa que sirva tanto de escritorio como de comedor. Los artículos y muebles que tienen más de un uso pueden ahorrar espacio en un departamento pequeño.

 

Optimiza los armarios de tu cocina

 

Si instalas unos percheros en el interior de las puertas de los armarios de tu cocina, crearás espacio extra en la cocina de tu departamento. Podrías utilizarlo, por ejemplo, como especiero o para colgar cucharas, espátulas o paños de cocina.
Si puedes colocar un estante lo suficientemente profundo, puedes guardar bolsas reutilizables, ollas pequeñas y otros artículos diversos. Hay muchas cosas que pueden esconderse detrás de las puertas cerradas.

 

Evita colores oscuros en las paredes

 

Pintar una habitación pequeña con colores oscuros puede hacer que parezca aún más pequeña de lo que es en realidad. Además, es muy fácil sentirse abrumado por un color opaco en un espacio reducido.
Las tonalidades frías como: verde claro, beige, amarillo, rosa pastel son los colores que agrandan espacios pequeños. No tienes que quedarte con las aburridas paredes blancas si no quieres. Algunos colores pueden hacer que tu habitación parezca mucho más grande de lo que realmente es si los aplicas correctamente.

Opta por lo vertical

 

A menudo nos olvidamos del espacio que va desde el suelo hasta el techo, pero este precioso espacio es perfecto para utilizarlo en departamentos pequeños. Aprovecha el espacio de las paredes que no se utiliza. Utiliza estanterías altas que se extiendan hasta el techo y armarios delgados que ocupen poco espacio en el suelo.
Amplía el espacio de almacenamiento hacia arriba y aprovecha el espacio de las paredes de tu departamento. Emplea elementos colgantes y de gran altura que ayudan a que la habitación parezca más alta y, por tanto, más grande.
Los libreros altos y las paredes llenas de pequeñas estanterías te dan el espacio que necesitas para los objetos sin ocupar espacio en el suelo. De esta manera, el piso de tu departamento permanecerá libre y, visualmente, se verá más grande.

 

 

Cuadrado perfecto para trabajar

 

Si trabajas de homeoffice o simplemente necesitas un espacio para revisar facturas o papeles, un metro cuadrado es suficiente para ubicar un escritorio donde podrás colocar lo esencial para cumplir tus funciones . Solo tendrás que acercar una silla del comedor cuando vayas a usarlo y casi no restará espacio.

×